La equitación para niños es una actividad que en la actualidad, en plena era digital, se convierte en una opción muy saludable que pone en contacto a los niños con la naturaleza apartándolos de los videojuegos y la televisión.

Son muchos los beneficios que pueden obtener al establecer contacto con los caballos: realizan ejercicios físicos, se estimula la confianza, se fomenta el carácter y se obtienen nuevas amistades dentro de un entorno rural y saludable.

En relación con la edad adecuada para comenzar a practicar la equitación, algunos expertos aseguran que a partir de los 6 años es posible iniciar al niño en la actividad ecuestre pues, mientras más temprano mayor es la confianza que desarrolla el infante.

🎀 ¿Qué es la Equitación para niños?

La equitación para niños es una actividad recreativa divertida, pero también ofrece muchos beneficios intrínsecos.

Además, la equitación enseña paciencia, disciplina, comprensión, empatía, compasión, autocontrol y dedicación. Sin estos rasgos, el jinete no irá muy lejos en sus estudios de equitación. Montar a caballo es físicamente exigente y puede ayudarle a mantenerse en forma.

🐎 Clases de Equitación para niños

Con la supervisión adecuada, los niños pueden comenzar a montar un caballo (más pequeño) o un pony de tan sólo 2 a 3 años de edad. Algunas escuelas ofrecen cursos para niños pequeños, ya que cuanto antes se le presente al niño un caballo, más fácil será estar cómodo a su alrededor.

La mayoría de las escuelas o campamentos de equitación suelen atender a niños a partir de los 6 años. Esto se debe a que a esta edad, además del hecho de que es probable que hayan alcanzado la altura necesaria para sentarse con seguridad en un caballo de tamaño completo, también habrán desarrollado un sentido de conciencia y serán capaces de reconocer los peligros potenciales de trabajar con un animal grande.

Cómo empezar

Si su hijo ya está mostrando afinidad por los animales, por lo general es bastante fácil despertar su interés por la equitación. Si no está seguro, puede empezar viendo películas que incluyen escenas de montar a caballo o sacar libros sobre caballos con su hijo que pueden ayudarle a medir su interés.

Una vez que esté más seguro de que su hijo estará más que feliz de probar la equitación, usted puede hacerlo:

Visite una escuela de equitación o un campamento e inscríbalos en una clase de prueba.

Ir de vacaciones a caballo en familia donde usted y su hijo pueden empezar a aprender a montar a caballo y divertirse mucho juntos.

⭐ Escuela de Equitación para niños

Similar a lo que usted haría cuando busca una nueva escuela (académica) para matricular a sus hijos, siempre es mejor hacer su debida diligencia antes de tomar su decisión. En primer lugar, asegúrese de visitar la(s) escuela(s) en la(s) que está interesado(s) y averigüe las respuestas a las preguntas pertinentes, como por ejemplo:

  • ¿Está la escuela y los instructores (debidamente) certificados?
  • ¿Están los caballos entrenados y bien cuidados?
  • ¿Qué tan bien responden los capacitadores a sus estudiantes y viceversa?
  • ¿Ofrece equipos de calidad e instalaciones bien mantenidas?
  • ¿Tienen (e implementan) las precauciones de seguridad adecuadas?

♦ Ropa de Equitación para niños

Botas. Dependiendo de la edad de su hijo, necesitará botas de paddock (generalmente negras o marrones y más apropiadas para montar un pony) o botas altas (generalmente negras) cuando se mueven hacia un caballo. (Sugerencia: Para botas altas fáciles de quitar, ¡compre un par con cremallera!) Limpie esas botas después de montarlas para tener un aspecto limpio y elegante el día de la exposición.

Pantalones. Llamados pantalones de montar o pantalones, estos pantalones especiales deben ser bronceados, cómodos y bien ajustados.

Chaqueta. Busque un ajuste a medida (cintura estrecha y hombros cuadrados).

Casco. Para rematar el aspecto (literalmente), un casco tradicional de terciopelo negro (aprobado por ASTM/SEI) proporciona protección contra lesiones en la cabeza y transmite profesionalismo.

Mira mas sobre ropa para equitación aquí

🍀 Beneficios de Equitación en los niños

Salud

Aunque pueda parecer que el caballo está “haciendo todo el trabajo”, montar a caballo es en realidad una manera divertida y efectiva de hacer que sus hijos se vuelvan más activos físicamente.

Un gran ejercicio isométrico, que requiere que el cuerpo utilice plenamente los músculos centrales, así como la parte interna de los muslos y los músculos pélvicos para mantener el equilibrio en el caballo. Esto ayuda a mejorar la postura del jinete, así como a mantener un buen nivel de tono muscular y flexibilidad.

Es probable que los jinetes más avanzados también quemen una buena cantidad de calorías al mantener una posición en cuclillas mientras se ajustan constantemente al movimiento del caballo durante sus sesiones de equitación.

Cultiva el carácter

Un estudio del 2006 patrocinado por el American Youth Horse Council encontró que participar en actividades ecuestres o de equitación consistentes puede ayudar a desarrollar un carácter fuerte, así como a cultivar habilidades para la vida que no tienen precio en los niños.

Le interesaría saber que los hallazgos muestran que no sólo hay una correlación entre las habilidades ecuestres y las habilidades para la vida, sino que también muestran una relación positiva significativa entre las dos.

Ann Swinker, Ph.D., una de las coautoras del estudio, profesora de Ciencia Animal en la Universidad Estatal de Penn, resumió elocuentemente los resultados del estudio: “Manejar, montar y cuidar un caballo o un poni puede desarrollar una serie de rasgos positivos en un niño, incluyendo responsabilidad, responsabilidad, responsabilidad, paciencia, sensatez, empatía, bondad y autodisciplina”.

Diversión sana

En esta era digital, es muy común que los niños, especialmente los que residen en ciudades metropolitanas, pasen la mayor parte de su tiempo libre dentro de la casa y pegados a una pantalla.

La gran noticia es que la equitación ofrece una gran alternativa a las actividades estacionarias como ver la televisión o navegar por Internet. Les permite conectarse con la naturaleza, tomar mucho aire fresco, crear un hábito saludable y hacer nuevos amigos al mismo tiempo.

Como bono, el amor por los caballos y la equitación es duradero y a menudo conduce a un pasatiempo para toda la vida que sus hijos valorarán y apreciarán incluso cuando lleguen a la edad adulta.

Refuerza la confianza

Asociarse y aprender a “trabajar” con un animal que es por lo menos el doble de grande que ellos puede ser desalentador para muchos niños al principio. Sin embargo, a medida que aprenden a persistir y a establecer con éxito la química con el caballo, en realidad puede ser bastante estimulante y les permite sentirse como si pudieran abordar cualquier cosa que se propongan.

👉 Clases de Equitación para niños precio

Aunque es cierto que las sesiones de equitación pueden costar bastante dinero – el costo dependerá en gran medida de varios factores como la ubicación, las calificaciones del entrenador, la calidad de los caballos, así como las instalaciones de la escuela.

En Europa Occidental y los Estados Unidos, las clases privadas de equitación (a diferencia de las clases en grupo, que son más baratas) suelen tener un precio de entre 30 y 50 dólares estadounidenses por clase. Tenga en cuenta que ya que montar a caballo puede ser peligroso, y como requisito, algunas escuelas también solicitarán que su hijo tenga el seguro médico apropiado en caso de accidentes relacionados con la equitación.

Cuando se trata de equipo para montar a caballo, usted puede alquilar fácilmente equipo básico, como un protector de espalda y un casco de la escuela, es decir, hasta que su hijo decida que le gustaría dedicarse a la afición a largo plazo.

En la equitación para niños se acarician caballos

En los vídeos que te mostramos a continuación, encontrarás la motivación necesaria para iniciar a los niños en el mundo de la equitación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *